Los 5 manantiales de aguas termales más hermosos del mundo

on

Cuando el agua caliente burbujea a través de la superficie de la tierra, los manantiales que surgen resultan en algunas de las maravillas naturales más hermosas que existen en el planeta.

Durante siglos, estas aguas ricas en minerales se han reunido de forma natural en piscinas o se han canalizado a balnearios artificiales, ambas opciones proporcionan beneficios terapéuticos y medicinales.

Alejarnos del mundo, de sus ocupaciones y de las preocupaciones por nuestra seguridad personal y de nuestros bienes, han sido durante siglos las razones por las que veneramos algunos de estos manantiales.

Y aunque algunos de estas aguas no sean aptas para nadar, todavía son lo suficientemente fotogénicas como para obtener cientos de “Me gusta” en Instagram. Aquí le dejamos los 5 manantiales de aguas termales más hermosos y fotogénicos del mundo, aunque no siempre podamos nadar en ellas.

  1. Grand Prismatic Spring, Parque Nacional de Yellowstone

Con un diámetro de más de 100 metros, Grand Prismatic Spring es la fuente termal más grande de Yellowstone y la tercera más grande del mundo.

El centro de la piscina es de un azul penetrante (y lo suficientemente caliente como para estar totalmente desprovista de vida), rodeado de anillos de color que van del verde al naranja, un efecto producido por bacterias que prosperan en las aguas cálidas y ricas en minerales.

No se permite nadar aquí, por razones obvias, pero sigue siendo una de las fotografias más icónicas de todo Yellowstone.

  1. Terme di Saturnia, Toscana, Italia

Las cascadas Cascate del Mulino y Terme di Saturnia son una atracción popular en el sur de la Toscana. Las cataratas fluyen hacia las rocas de travertino, que han formado pequeños estanques a lo largo de los siglos.

Se dice que el agua de manantial, que se encuentra a unos confortables 38 grados centígrados, ayuda a aliviar todo, desde el acné hasta la amigdalitis.

  1. Pamukkale, Denizli, Turquía

Las 17 piscinas escalonadas de Pamukkale (“castillo de algodón” en turco) son tan hermosas como las propias aguas termales que contienen.

Las paredes de travertino blanco (una forma de piedra caliza) rodean la ciudad de Denizli, y las aguas tranquilas de reflejan perfectamente el cielo del mar Egeo.

Aunque las piscinas están prohibidas para nadar, aún se puede ver y fotografiar desde un sendero cercano.

  1. Kurokawa Onsen, Kyushu, Japón

Japón es conocido por su onsen o aguas termales naturales. Una de las más bonitas se encuentra en Kurokawa, en la isla de Kyushu, donde puede pasar la noche u obtener un pase de un día con acceso a tres de los 24 baños.

Elija entre piscinas ubicadas en cuevas, rodeadas de bambú o situadas al lado de hermosas riberas nevadas.

  1. Parque Nacional Huanglong, Sichuan, China

Todo el valle de Huanglong (a menudo llamado “Tierra de Hadas en la Tierra”) es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, conocido por su población de pandas gigantes, montañas nevadas y paisajes de travertino y aguas termales.

Las piscinas con terrazas de agua cristalina se extienden por más de 3 kilómetros, y un antiguo templo budista se asienta encima del valle.

Como con la mayoría de las aguas de esta lista, no puede echarse un chapuzón, pero puede obtener deslumbrantes y multicolores vistas subiendo unos escalones o tomando un corto viaje en teleférico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *