Los beneficios de las aguas termales

Estas aguas de mayor temperatura, provienen de las capas subterráneas de la tierra y son ricas en diferentes componentes minerales, son utilizadas para sesiones terapéuticas, inhalaciones, irrigaciones y calefacción. Se encuentran a lo largo de líneas de fallas, debido que pueden introducirse las aguas subterráneas que se calientan al llegar a cierta profundidad, y suben en forma de vapor.

Tiene distintos efectos en el cuerpo humano, los especialistas las dividen en tres, biológica, física y química, pero en realidad todas actúan a su vez, estas aguas incrementa la temperatura del cuerpo, destruyendo así los gérmenes, como virus, incrementa la presión hidrostática del cuerpo, aumentando la circulación y la oxigenación.

Sus propiedades y clasificación

Pueden ser muy favorables para tratamientos de determinadas dolencias, tomando siempre ciertas precauciones para que el cuerpo no presente reacciones opuestas, como bajas de tensión o mareos. También son reconocidas en el mundo por sus propiedades sanadoras, muy efectivas para tratar diferentes enfermedades.

En épocas remotas, aparte de la aparición del cerrajero para cumplir funciones importantes, también las civilizaciones antiguas utilizaban los baños con estas aguas, para curar y como un sitio de socialización, algunos descubrimientos antiguos de esta práctica datan de 2000años A.C. En la India, Italia y Grecia.

En el territorio de cualquier país se puede disfrutar de las aguas termales, las más conocidas e importantes del mundo se encuentran en Honduras, Puerto Rico, Japón, Panamá, Chile, Venezuela, Honduras, Nueva Zelandia, Uruguay, Islandia, Estados Unidos, España. Vale la pena resaltar que México es la que más ofrece con un estimado de casi 20 diferentes.

Se clasifica según las temperaturas.

  • Hipotamales (20-35º).
  • Frías (menos de 20ºC).
  • Mesotermales (35-45ºC).
  • Hipermetales (45-100ºC).
  • Supertermales (100-150ºC).

Todas suelen estar compuestas por distintos minerales, como el cloro, hierro, magnesio, calcio, sodio y bicarbonato.

Cómo disfrutar de un baño sanador

Si se desea disfrutar al máximo de esta maravillosa experiencia, debe tomar en cuenta algunas recomendaciones.

  • Cuando arribes a las termas o la cuidad que visitas, se recomienda no darse un baño, debido que el cansancio, la falta de costumbre al microclima provoque algunas reacciones tales como, mareos y desgano que no permitirá el aprovechar de sus beneficios.
  • Si se desea por cuestiones de higiene la necesidad de un baño, que sea a una temperatura menor o igual del cuerpo, para reactivar la circulación y energías.
  • El tomar baños termales a primeras horas de la mañana no es favorable, la tensión arterial durante la noche bajan, por esta razón cuando recién te levantas te sientes fuera de control, con la inmersión estos niveles estarán más bajos causando desmayos y mareos.
  • Lo indicado es desayunar liviano, tener algo de actividad como, una caminata o ejercicio tranquilo, luego ir a las termas.
  • Es importante, si existe un médico disponible en el sitio tener una consulta antes de ingresar a la piscina, debido que hay algunas restricciones para entrar en ellas como por ejemplo está contraindicado para mujeres embarazadas, o personas con dolencias, que deben conocer el tiempo exacto de duración en el agua.

Consejos para su tiempo de duración

Para finalizar obteniendo una buena experiencia, algunas recomendaciones que permitirá que sus beneficios sanadores hagan su función:

  • No permanecer más tiempo del recomendado en las termas, sobre todo en las que sus aguas son demasiado calientes.
  • El agua en altas temperaturas ejerce presión en la caja torácica, que la inspiración sea más simple, pero no la espiración, esto puede ocasionar en algunos casos fatiga, somnolencia o cansancio.
  • Se recomienda no hacer repeticiones de inmersión.